sábado, 20 de noviembre de 2010

Un videojuego que toca emociones

Reacciones: 


...But That Was [Yesterday] by Michael Molinari (OneMrBean) 
Plataforma: Flash
A personal journey about learning to move forward in life.

...But That Was [Yesterday] es un videojuego real de Michel Molinari OneMrBean. De toda la gran cantidad de información imposible asimilar a diario (es la condición de nuestra generación), pocas veces damos con algo que realmente nos emocione. Debo decir así, que la vida está en los detalles. De todos los posts que tengo pendiente actualizar en nuestro blog me he decidido por este, un sencillo videojuego que no por su sencillez significa que te deje indiferente. Una masa de recuerdos dolorosos, un perro, un amigo y una chica nos acompañan en esta historia. Lo he terminado en 10 minutos, no cuesta nada llegar hasta el final y ver el bonito cierre. [¡Nueva actualización: el juego tiene dos finales!]


De hecho, hace años no experimentaba la profundidad que los videojuegos pueden llegar a tener, muchos lo habremos sentido con los juegos de aventura-rol, aventura gráfica; esa intensidad parecida a la de una novela, un poema, una película o una canción. Esta historia quizá sea bastante más simple pues forma parte de un concurso de diseño de juegos, pero esto la hace más atractiva a mi modo de ver. El Casual Gameplay Design Competition, además es patrocinado nada menos que por Electronic Arts.


Finalmente, no es que ahora me sienta triste o algo por el estilo, pero si este videojuego hubiese caído en mis manos hace unos años, sí que me hubiese provocado alguna lagrimilla. La historia es iniciática y se inspira en "el viaje personal de cómo moverse hacia adelante en la vida", y, evidentemente, no es que sobren los juegos con esta premisa. Este tipo de cosas siempre me han resultado esperanzadoras. Aunque su personaje principal es un chico, quizás pueda servir para las chicas también (si las feministas no se ponen demasiado quisquillosas).

Yo le doy cinco estrellas. ¿Y tú?

 Jugar:

Cheers